La cebolla de Granada


Título: La cebolla de Granada

Autor: Paco Rey

Granada es una ciudad que tiene una relación muy especial con su nombre. La granada es una fruta con una simbología mistica que arranca de su pasado judio, nuestra ciudad fué conocida como la
Jerusalen de Hispania. Pensar en Granada y en el fruto de los granos que simboliza la fertilidad.

Vamos a imaginar que el símbolo de nuestra ciudad en vez del fruto del Punica Granatum es una simple y redonda Allium Cepa, una cebolla de las que tenemos por casa y que en cuanto nos descuidamos nos hace llorar.

En esa hermosa cebolla de color rojo , para no echar de menos nuestra granada granate, vamos a imaginar que están sus cuatro ríos, sus colinas, la vega…..todo lo que nos rodea.
Ahora que el símbolo de nuestra ciudad es una cebolla, la cogemos con las dos manos y empezamos a pelarla con mucho cariño, tiene una fina piel que aunque muy bien pegada, se quita fácilmente para que accedamos a la carne de nuestra Allium Cepa, nos queda un trabajo arduo, sacar las capas de la cebolla una a una .
En la primera capa tenemos la ciudad moderna, con sus adelantos, sus calles y artificios que nos impiden ver las bellezas de la misma, las luces y los cables nos deslumbran. La imaginación es sustituida por la eficacia.
Levantamos otra capa, y la imaginación nos permite ver como unos soldados de los Tercios se están paseando por el Cobertizo de Santo Domingo, riendo a carcajadas de como acaban de perder las monedas que habían traído desde Italia.

El líquido en las manos nos evoca que sin tener puerto de mar, las velas y cuerdas que necesitaba la Armada se hacían en Granada o como muy cerca de Plaza Nueva nació uno de los más famosos
Almirantes de la Mar Oceana, el Marques de Santa Cruz, D. Álvaro de Bazán, héroe de Lepanto .
Nos tenemos que sacar las manos porque la fuerza del Mar se siente en nuestras manos y tenemos que seguir levantado capas.

Entre esas capas vemos la construcción de algunos edificios que vemos todos los días sin mayor pena ni gloria, pero que son ejemplos en los manuales de Historia del Arte en todo el mundo, y no nos referimos solo a la Alhambra, hablamos del Monasterio de San Jerónimo o la Cartuja por ejemplo.
Y así levantando capas y capas llegamos a la que creemos muy conocida Granada Zirí, al traslado, a los Reyes de la Alhambra. Nos cuesta seguir avanzado, aquí la cerne esta muy bien fijada y hay
mucha superficie. Hay que hacer un pequeño esfuerzo porque no estamos ni en la mitad de nuestra cebolla.

Levantada la capa vemos que en la historia de la iglesia cristiana hubo un importante concilio, el Concilio de Elvira . El paisaje ha cambiado de una manera radical , vemos campo, mucho campo, ricas aldeas con villas pensadas para ser autosuficientes, y núcleos de población con un foro y a la altura del río Singilis en Cenes de la Vega unas extrañas estructuras de madera para domar el agua y sacar su sudor aurífero en formas de pepitas ¿Minas tan cerca de la ciudad?

Y volviendo la espalda no está la fortaleza roja, tal vez haya algún puesto de vigilancia y algunas personas que vivan allí por la situación ventajosa de la altura ¿quienes eran aquellos habitantes?, ¿como se llamaban?
Podríamos seguir levantando capas para llegar hasta Illiberis y a los primeros pobladores que aprovecharon la riqueza de la vega , pero vamos a quedarnos en los momentos que existe la Provincia de la Bética y en la que no hay libros ni documentos, una época que aparece cuando los arqueólogos sacan unas piedras de su largo letargo gracias a una obra o una reparación de una calzada de asfalto para encontrar una calzada de noble piedra y mortero romano.

Con este pequeño juego mental hemos querido haceros pensar como se trabaja en recuperar el pasado histórico, una trabajo donde hay arqueólogos, historiadores, lingüistas y gente de a pie que
ama su futuro y por eso preserva su pasado.

Cuando vemos una moneda en una urna de plástico en un museo, no es su valor en metal lo que nos debería de asombrar, si no quien la acuño, qué imágenes hay en el anverso y en su reverso, o si aparecen unos nombres que nos evocan las familias que hicieron posible que hoy tengamos un espacio que llamamos nuestra ciudad, apellidos como Valerius, Cornelius, Papirius…..

Pues si que tiene sustancia la Cebolla de Granada…..

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s