Cornelia Severina, flamínica iliberritana


Iliberritana, hija de Publio, esposa del senador y cónsul suffectus del 91 d.C. Q. Valerio Vegeto, también iliberritano y madre del cónsul del 112 d.C., también llamado Q. Valerio Vegeto. Las mujeres que accedían desde el ordo ecuestre al ordo senatorial, como Cornelia Severina, recibían el título de clarissimae feminae. 

Cornelia Severina era descendiente de los Cornelii de Iliberri, a su vez emparentados con los de Castulo.

Acompañó a su marido tras el obligado traslado de la familia a Roma, donde ejerció de flamínica de la emperatriz Pompeia Plotina.

Los iliberritanos la homenajearon con una inscripción que recuerda su condición de madre de cónsul y no de esposa, por lo que quizás su marido ya habría muerto en esa fecha, circunstancia nada infrecuente en los matrimonios de época romana, con una gran diferencia de edad entre marido y mujer. 

csev

Este pedestal, se veía en la calleja frontera al Aljibe del Rey. Dieron con él al abrir las zanjas para la casa de Cristóbal de Palacios.

Las mujeres romanas se casaban antes de cumplir los veintes años y suponemos que Q. Valerio Vegeto estaba ya casado en el 73 d.C., año de su ingreso en el orden senatorial, Cornelia Severina debía contar en el momento en que se erige la inscripción unos sesenta años.

#SoyIliberritano La historia de un municipium


Hoy, 19 de agosto, hace 2000 años que falleció el primer emperador de Roma, Octavio Augusto. La antigua ciudad íbero-romana de Iliberri (actual barrio del Albaicín, ciudad de Granada) fue muy posiblemente elevada al estatus jurídico de municipium durante el mandato de este emperador. Este vídeo homenaje está dedicado al nombramiento de Iliberri como municipium y al orgullo de sentirse iliberritano #SoyIliberritano, recordando también a aquellos que #FueronIliberritanos.