El clientelismo en Florentia Iliberritana


El clientelismo en el Imperio Romano

El status del clientelismo varió de consideración según el momento histórico. Los clientes pertenecían a la plebe y estaban protegidos por una importante familia de Patricios, de una gens o, más tarde, de un personaje importante, conocido como el patronus, al que debían respeto y fidelidad.

Al principio, este grupo estaba formado por el grueso de las tropas patricias, después cabe pensar más en clase media arruinada. La clientela fue en aumento por los esclavos liberados que se unían a un patrón, puesto que los protegía frente a los poderes públicos y les ayudaba a vivir, ya fuese con comida, dinero o ropa.

Los clientes eran una especie de corte que adulaba a su patrón, velaba por su seguridad, y ejecutaba sus órdenes, casi siempre de tipo político y electoral.

Había plebeyos que también tenían clientes. Éstos se hicieron tan numerosos que se llegó a establecer una serie de grados dentro de ellos, según eran más cercanos al patronus, los amici, los convivae familiares, los salutares, etc.

El emperador llegó a tener en el siglo II d.C., un total de 150.000 proletarios inscritos en la annona y éstos recibieron durante toda su vida víveres mensuales.

El clientelismo en Florentia Iliberritana

En Granada, tenemos una inscripción que nos habla de un patronus en la ciudad de Florentia Iliberritana. Fue hallado en el solar nº 11 de la calle albaicinera María La Miel. En este caso, estamos ante el fragmento interior de un pedestal en caliza local de color blanco, posiblemente de Sierra Elvira, con campo epigráfico moldurado. Se conserva en el cerrado y ansiado Museo #ArqueológicoYA, por el que seguimos luchando los granadinos. Parece corresponder a la última época flavia o a época de Trajano.

Desgraciadamente, no hemos conservado el nombre del patronus, pero es muy posible que este perteneciera a la familia de los Valerii Vegetii por el parecido del pedestal con otros dedicados a miembros de esta familia, no obstante, no podemos arriesgarnos a confirmarlo, puesto que, como antes se ha dicho, no se ha conservado el nombre. Sin embargo, es el único patronus del que se tiene constancia en Florentia Iliberritana, hasta la fecha, pero resulta importante, ya que es un documento único para Granada y Florentia Iliberritana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s