¡Alerta, fuego! #PaseoZirí #Maristán #DescuidoAlbaicín


Corre el año 1.998. Entonces es cuando se presenta el proyecto de recuperar la muralla zirí granadina realizando un paseo con jardines que va desde la Puerta de Monaita hasta el Arco de las Pesas y restaurando los edificios cercanos, como el Palacio de Dar Al-Horra o el Aljibe del Rey.

4324857081_8c7fa6e24c_z

Vista de la muralla zirí del Albaicín.

En el año 2.000 la empresa EPSA gestiona el proyecto, pero no es hasta 2003 cuando el pleno aprueba la firma del convenio de cofinanciación entre Junta y Ayuntamiento. Y hasta abril de 2006 no se iniciarán las obras, que se paralizan en septiembre de 2007.

Desde entonces, nada se sabe. Se hormigonaron los restos arqueológicos, entre ellos, los de la muralla íbero-romana, hornos de un alfar romano y otras estructuras de origen musulmán.

Y proliferaron los helechos, las malas hierbas. Comenzaron los botellones. Basura por todos lados. Y todo ello fruto del abandono.

Hasta el 29 de julio de 2014, casi siete años más tarde de la paralización de las obras. ¡Alerta, fuego!. Las malas hierbas prendían por la zona de la Puerta de Monaita, dentro de la muralla. Hasta el punto de que ha quedado levemente ennegrecida aquel tramo de muralla por su parte superior.

Pero, espera. Hay más:

maristán

Lo que queda del antiguo Maristán granadino.

Un Maristán abandonado. Un proyecto presentado hace años y que sigue igual, abandonado, las malas hierbas lo han invadido y puede pasar igual que pasó en la muralla zirí. Algo único en el mundo, un maristán en Occidente a la desidia y abandonado totalmente.

leones-Maristan-noviembre-Museo-Alhambra_TINIMA20111104_0295_5

León de la alberca del antiguo Maristán.

Desechos fecales en la Carrera del Darro; peligro eléctrico en el Huerto del Carlos, ¡en una zona infantil!; el cableado que afea tanto y el descuido de las calle del barrio del Albaicín, etc.

Estamos hartos de acusaciones, de que los políticos se señalen con el dedo. Que si el Maristán no es responsabilidad del Ayto. de Granada y es de la Junta de Andalucía, la culpa está en todas las instituciones. ¿Dónde está el Maristán? En Granada. Pues entonces tú, que perteneces a una institución granadina, tú, que has sido elegido por los granadinos, demuestra que mereces estar ahí y ponte de acuerdo con la Junta de Andalucía de una vez, gobierne el partido que gobierne, porque no es cuestión de echarle la carga a otro.

Esto hay que pararlo y sirva o no sirva, tenemos que intentarlo. Únete a la plataforma usando las siguientes tendencias, en Twitter o en Facebook:

#PaseoZirí

#Maristán

#DescuidoAlbaicín

¡Y comparte esto en tus redes sociales!

Estimular la cultura granadina


estimular

Un asunto pendiente para los políticos granadinos, que en este sistema en el que vivimos son los que dirigen los hilos de la ciudad y a veces no escuchan a sus ciudadanos.

Granada, una ciudad turística, que vive de esa misma actividad, necesita cobrar la deuda del #ArqueológicoYA por culpa de unos políticos que no saben ponerse de acuerdo en un tema que es más importante que su orgullo. Necesita nuevas inquietudes. Necesita renovación, juventud. Necesita protección del patrimonio y menos Mercadonas, inversión en proyectos arqueológicos (Lancha del Genil). Necesita espéctaculos que expriman al máximo el patrimonio del que podríamos disfrutar todavía más. Necesitamos, por supuesto, un Albaicín y un Realejo limpios.

La oferta turística de Granada es envidiable, pero no, no está exprimida lo suficientemente bien, el zumo llena menos de medio vaso. El estado de los barrios históricos citados, un paseo de la muralla prometido pero inacabado y la protección patrimonial son urgentes y lo primero en que intervenir. Para continuar, la inversión en proyectos arqueológicos en zonas históricas (Lancha del Genil, solares sin utilidad de barrios históricos como el del Albaicín, etc), que daría muchos puestos de trabajo y serviría de práctica para formar a los futuros arqueólogos de la ciudad de Granada, también para aumentar los días de estancia de aquellos que nos visitan. Aprovechar los espacios de los que disponemos para utilizarlos como escenario de actividades (ya existe el Festival de Música y Danza, pero todavía se puede llegar más lejos), por ejemplo mappings recreando la historia de la ciudad, homenajeando a personajes históricos granadinos, como este, en la iglesia románica de Sant Climent de Taüll en Lleida, que recrea las pinturas de la misma para aclararlo: 

Personajes que pasan desapercibidos, que ya podrían haber tardado en dedicarles una ruta o en anunciar a bombo y platillo su homenaje en un determinado año, ejemplo de Álvaro de Bazán, cuando en el 2026 se cumplen 500 años de su nacimiento, y podría aprovecharse este momento para reunir a una gran cantidad de turistas, realizando espectáculos, un mapping en el edificio del BBVA sobre el palacio granadino de los Bazán, el cual se levantó en ese solar. Mappings en la Alhambra sobre los sultanes nazaríes. ¿Y cómo no nombrar a los personajes de Florentia Iliberritana? Cada año, podrían celebrarse unos días las Jornadas Romanas de Granada, teatralizando la vida de aquella época en la ciudad por las calles de Granada, y otra vez aquí el mismo caso, mappings sobre la vida de los personajes.

Los judíos, al menos, ya tienen museos, claro que por grandes iniciativas privadas, que a veces son lo mejor, después de la implicación de los políticos.

Menos LAC, hay que ir a por lo seguro, el turismo, el sector por el que se puede apostar en Granada sin ningún problema.

Y sabemos que falta dinero, pero es que luego, se gasta en algunas cosas innecesarias que pueden costar el triple que esto y a lo mejor, no dan ni la cuarta parte de los beneficios que da el turismo a la ciudad.

Aunque hay que reconocer que la renovación de la Casa de Zafra como puerta de entrada al barrio del Albaicín ha sido un acierto, por algo se empieza, pero es que ahí no se ha de quedar la cosa.

 

 

¿Un capitolio en Florentia Iliberritana?


Sí, por raro que suene, la palabra capitolio además de ser una de las siete colinas de la capital del Imperio Romano de Occidente, la famosa ciudad de Roma, también denomina una construcción o edificio, concretamente una fortaleza con un templo de grandes dimensiones que rinden culto a Júpiter, Juno y Minerva, la Triada Capitolina. Templo que se situaba en la colina capitolina de Roma, de ahí el nombre del conjunto arquitectónico que tratamos.

Y bien, existen autores que piensan que pudo levantarse un Capitolio hispanorromano en la colina alhambreña o la Sabika. Se basan en la posición estratégica del lugar, y, principalmente, en uno de los cánones del Concilio de Iliberis, en el cual se prohibía a los cristianos que fueran a sacrificar al Capitolio, puesto que este significaba un claro símbolo del paganismo.

Vista general de la Sabika, colina en la que se ubica la Alhambra

Pero además, tenemos que hacer referencia a una cita de Velázquez de Echeverría en la cual menciona una inscripción, de la que desconocemos el paradero y lugar de hallazgo:

… una piedra profana, que se descubriò en la Alcazaba de esta ciudad, escrita antes de Christo. En esta consta que Cayo Junio, cavallero iliberritano, introduxo con su dinero en el Capitolio el Agua de el Rio Darro: El Capitolio estaba sin duda en la Alhambra y assí es visto, que èl sacarìa esta Acequia, y taladraría los Montes, y haría esas Minas y lo mismo quizá sucederìa con la que viene à este sitio.

Si bien, Velázquez de Echeverría ayudó a Flores a realizar las falsificaciones, hay que recordar que en aquellas intervenciones apareció el pavimento del foro romano y otras estructuras e inscripciones de este, es decir, restos verdaderos de la época romana.

En fechas tardías, el municipio florentino iliberritano aparece dividido en tres fracciones muy marcadas, siendo la primera la sociedad originaria pagana, formada por los idólatras, que tenían su templo gentilicio y sus sacerdotes de los falsos dioses; sus magistrados supremos, que eran los duunviros; sus esclavos y sus libertos, y una fortaleza con un templo como centro neurálgico que dominaba la ciudad, lo que era denominado como Capitolio (en el hipotético caso de que Florentia Iliberritana hubiera poseído un Capitolio). Siendo la segunda, la sociedad cristiana, que debía ser numerosísima y la tercera la formaban los primeros judíos de la ciudad.

Bosque de la Alhambra

Por ello, por ser símbolo del paganismo, estaba prohibido su acceso a los cristianos, la nueva religión del Imperio.

Pero el canon que ha sido interpretado por los autores quizás se refería generalmente a los Capitolios hispanorromanos y no únicamente al de Florentia Iliberritana, y además, la palabra capitolio en fechas tardías era sinónimo de cualquier templo romano.

En el supuesto caso de que Florentia Iliberritana hubiera poseído Capitolio y además, también hubiera dispuesto de teatro, anfiteatro y/o circo, estos edificios lúdicos deberían haber estado situados en correspondencia con el templo capitolino, como indica la ley de Urso en el capítulo 70 de la ley fundacional de la colonia, y porque dichos espectáculos eran rituales en honor de la Triada Capitolina, por tanto en el caso de Florentia Iliberritana esos edificios de ocio debieron situarse aproximadamente, y basándonos en los datos que tenemos (que son escasísimos), entre la colina alhambreña y el Paseo del Violón (Ibn Al-Jatib describe un edificio romano, lo más probable que fuera un circo, y el poeta musulmán se refiere a la zona del actual Paseo del Violón). Además, cabe apuntar que el palacio de Carlos V, contiguo a la Alhambra, fue diseñado por el arquitecto Pedro de Machuca, el cual conocía los tratados de Vitrubio, así como la existencia de varios anfiteatros romanos que seguían en pie en ciertas ciudades españolas, probablemente, Granada aún conservaba el anfiteatro o, en el peor de los casos, su estructura primaria.

Palacio de Carlos V

Son simplemente misterios que la arqueología granadina todavía no ha resuelto y que está bien adentrarse en ellos de vez en cuando para conocer más a fondo nuestra ciudad, Granada y, en una época más lejana, Florentia Iliberritana.

¿Tú qué opinas al respecto?

¡Hasta la próxima!

El clientelismo en Florentia Iliberritana


El clientelismo en el Imperio Romano

El status del clientelismo varió de consideración según el momento histórico. Los clientes pertenecían a la plebe y estaban protegidos por una importante familia de Patricios, de una gens o, más tarde, de un personaje importante, conocido como el patronus, al que debían respeto y fidelidad.

Al principio, este grupo estaba formado por el grueso de las tropas patricias, después cabe pensar más en clase media arruinada. La clientela fue en aumento por los esclavos liberados que se unían a un patrón, puesto que los protegía frente a los poderes públicos y les ayudaba a vivir, ya fuese con comida, dinero o ropa.

Los clientes eran una especie de corte que adulaba a su patrón, velaba por su seguridad, y ejecutaba sus órdenes, casi siempre de tipo político y electoral.

Había plebeyos que también tenían clientes. Éstos se hicieron tan numerosos que se llegó a establecer una serie de grados dentro de ellos, según eran más cercanos al patronus, los amici, los convivae familiares, los salutares, etc.

El emperador llegó a tener en el siglo II d.C., un total de 150.000 proletarios inscritos en la annona y éstos recibieron durante toda su vida víveres mensuales.

El clientelismo en Florentia Iliberritana

En Granada, tenemos una inscripción que nos habla de un patronus en la ciudad de Florentia Iliberritana. Fue hallado en el solar nº 11 de la calle albaicinera María La Miel. En este caso, estamos ante el fragmento interior de un pedestal en caliza local de color blanco, posiblemente de Sierra Elvira, con campo epigráfico moldurado. Se conserva en el cerrado y ansiado Museo #ArqueológicoYA, por el que seguimos luchando los granadinos. Parece corresponder a la última época flavia o a época de Trajano.

Desgraciadamente, no hemos conservado el nombre del patronus, pero es muy posible que este perteneciera a la familia de los Valerii Vegetii por el parecido del pedestal con otros dedicados a miembros de esta familia, no obstante, no podemos arriesgarnos a confirmarlo, puesto que, como antes se ha dicho, no se ha conservado el nombre. Sin embargo, es el único patronus del que se tiene constancia en Florentia Iliberritana, hasta la fecha, pero resulta importante, ya que es un documento único para Granada y Florentia Iliberritana.

Leyendas florentinas iliberritanas


Este proyecto no lo llevamos a cabo y pretendemos hacerlo ahora, pero para ello os necesitamos. Una iniciativa para dar a conocer la época romana en Granada y sus personajes más importantes, eso sí, siempre ha uno de no permitirse licencias históricas, puesto que la difusión sería errónea, claro que es fantasía, pero cuidado porque es una manera de contar la historia a los ciudadanos. Tales personajes como Publio Cornelio, Valerio Vegeto o Cornelia Severina siguen hoy vivos por las calles del Albaicín y quieren hacerse oír entre los granadinos. Todo aquel que esté dispuesto a difundir y dar a conocer el patrimonio romano de Granada, puede participar contactando con nosotros a través de nuestro correo electrónico: iliberritanaflorentia@gmail.com, y así os enviaremos la información necesaria sobre los personajes de Florentia Iliberritana para que podáis redactar vuestras leyendas. Por favor, animaros, puede ser algo productivo si sale bien, se publicarán en nuestra página web.

Imagen

Un Albaicín renovado por todos vosotros


El barrio del Albaicín no está pasando por sus mejores momentos. No, no es esta su época dorada, como aquel oppidum ibérico llamado Iliberri o aquella ciudad romana que dio cónsules a Roma, Florentia Iliberritana o la Garnata musulmana que han dejado su legado y que hoy no se está respetando.

Se está haciendo de aquellas épocas doradas, un presente decadente en el barrio, el cual está lleno de graffitis, con olores desagradables y los cables no ayudan nada en un barrio histórico y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, como es este.

Un paseo en la muralla zirí inacabado, un armonioso pasado que se convierte en un montón de restos de botellones, graffitis, helechos y malas hierbas. Un paseo que iba a ejercer, además, la función de parque arqueológico, mostrándose la muralla íbero-romana.

El tramo de muralla zirí sepultado en el Huerto del Carlos por la inseguridad que causaba la lámina de metacrilato y los ataques que sufría. Los granadinos queremos poder disfrutar tranquilos de nuestro patrimonio sin tener miedo a que le tiren basura, piedras, etc.

Esto necesita una solución más que urgente, y más en una ciudad que vive del turismo, y que sin él, ¿qué sería de Granada?

Por eso, para contrastar opiniones y ver diferentes propuestas, preguntamos en Facebook;

¿Qué harías para restaurar y adecentar el barrio del Albaicín?

Estos son algunos de los comentarios, muy interesantes:

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Esas son las soluciones propuestas, ¿qué opinas al respecto?, háznoslo saber dejando tu comentario en esta entrada.

¡Hasta la próxima!